miércoles, 20 de agosto de 2014

el club de los corazones rotos.Capitulo 1 y un adelanto sin terminar del segundo

Publicado por judith en 8:02
El club de los corazones rotos.

Capitulo 1

     Miro a mi alrededor, todo se difumina a causa de mis lagrimas, corro sin importarme la gente que me mira, sin importarme las lagrimas que corren por mi rotro.Pensé que podríamos ser algo, pero, como siempre estaba equivocada, Body electric de Lana del Rey acompaña mi marcha por estas calles vacias a mis ojos. El corazón me va a mil, no puedo calmarme, esas palabras no salen de mi mente “estoy enamorado de alguien, se llama Melisa, lo siento  Lauren.”

       Paro para coger aire, me limpio la cara y me siento en la hierba del parque, esta humeda, igual que mis mejillas empapadas, sollozo y las lagrimas salen otra vez a borbotones de mis ojos.

      Intento calmarme una y otra vez, al final lo consigo, ya han terminado varias canciones cuando me tumbo en la hierba y respiro con tranquilidad, intento no recordar esa linda cara, ni esos ojos verdes que tanto me atraían .

       Entonces oigo un pequeño grito de frustración acompañado de sollozos, cruzo unos arbustos y encuentro ahí a un chico, más o menos de mi edad. Él es delgado y moreno, sus ojos son color miel, de labios carnosos y pelo castaño oscuro algo ondulado, tiene un luna cerca del labio, está sentado abrazandose las rodillas y veo una lagrima correr por su rostro. No se que hacer el me suena, quiero ayudarlo, asique voy y lo abrazo, el llora fuerte mente hasta que lo ha soltado todo. Me mira agradecido y extrañado y se aparta un poco del abrazo.
-Gracias…eso me a ayudado a calmarme…-musita el, su voz suena ronca a causa del llanto.
 - De nada, se lo que es eso…-contesto yo deprimida, el me mira comprensivo y me abraza y una lagrima vuelve a bajar por mi pequeño rostro, la gente dice que soy demasiado pequeña, que el amor en la adolescencia no existe, pero, si no existe ¿Por qué duele tanto?.
-¿Cuál es tu nombre?- dice el limpiando la lagrima que baja por mi mejilla.
-Soy Lauren…y ¿tu?-contesto, el me mira sorprendido.
-Yo soy Aaron, te conozco de algo…-dice él, entonces algo se enciende en mi mente y lo recuerdo, el era vecino de mi prima, y también fue mi primer amor, de esos en los tienes diez años y te atrae alguien.
  -Si, jugábamos de pequeños, eras veciono de mi prima…-aclaro yo.
   -¿Y que te ha pasado?
   -Bueno, había un chico, guapo, divertido y al parecer no estábamos destinados a estar juntos, me ha dicho que le gusta otra y por muy estúpido que parezca me sentí mal y estúpida, por una vez que me decido a hablar con alguien y me dice “estoy enamorado de alguien, se llama Melisa, lo siento  Lauren.” Sin tacto alguno, era muy buen amigo mio y ahora no se que va a pasar…
     -Bienvenida al club, a mi Lizzy me ha dejado antes de empezar, nos conocimos hace poco pero, al instante supe que la quería, pero, ella no siente lo mismo y por si fuera poco se muda a Madrid con parte de su familia, siento como si el mundo se hubiera roto y no hubiera forma de arreglarlo…-dice el melancólico.
        -Vaya lo siento…
        - Y yo por ti Lauren…

          Empezamos a hablar sobre todo lo que nos había ocurrido, hablamos de las personas a las que queremos, del dolor de pecho que tenemos, entonces una idea cruza mi mente, es algo rara pero nos distraería.
  -Tengo una idea, mañana ven a mi casa.-digo yo.







Capítulo 2

      Y entro en mi habitación, sintiéndome algo mejor, más libre de ese dolor, pero, sigue siendo como una autopista hacia el infierno.Duermo hasta las diez, me levanto y me preparo para cuando llegue Aaron. A las doce ya está aquí, entramos juntos en la habitación nos sentamos y la idea fluye por mis labios.

      Le explico la idea a Aaron, sus ojos grandes me miran impresionados, sacamos el portátil, creo un blog al que llamamos: el club de los corazones rotos .Mientras esperamos pongo I wish de One Direction, estoy segura de que me dirá que la quite, como casi todos los chicos de mi edad, pero, en su lugar canta con sentimiento la letra, ambos cantamos y bailamos, después de un rato estamos tirados en el suelo de mi habitación riendo.

    Cuándo miramos el blog ya hay cuatro personas interesadas en ello, son dos chicos y dos chicas, en los comentarios pone esto:

 Adrian _3
   Me parece una idea de lo más interesante, hace meses que mi corazón se ha roto y parece que nada podrá volver a arreglarlo, y las lagrimas salada siguen ahí, estaré encantado de asisitir a la primera reunión del club.

  Contestamos a dicho comentario declarando que sería mañana a las cinco, ya que Aaron y yo estábamos libres, pasamos a los tres siguientes.

Chloe.lawrence163
 Genial idea, me encantaría compartir mis experiencias con el grupo y encontrar a gente que comprenda lo abatida que me siento.

Darcy-mystic:
Chicos, ahí estaré encantada.Mejor hablamos mañana.XOXO

 Y el último de todos:

  Leo-Urtheonlyone

      Esto me hace pensar que no estoy solo, que cada lágrima que yo e derramado alguien más las derramó por esa persona que tanto daño ha causado.

      Cuatro personas, iguales pero diferentes, unidos por eso que me duele todavía, por eso que me ha hecho derramar lágrimas, que corrió ayer mi maquillaje haciendo que se espparcier por mis mejillas.Me siento mal pero biena la vez, no estamos solos esta es la prueba.
-Vaya hay bastante gente…-dice él dejando entrever una sonrisa en sus carnosos labios.

-La verdad es que si, pensé que sería una estupidez, pero, esto me hace sentir que no estamos solos.-contesto yo.

-A veces es más difícil ver algo que tienes cerca a algo lejano, nunca vimos que esa persona nos hiciera daño, y tampoco nos percatamos de esto.-dice Aaron.

-Tienes razón, pero no lo vemos porque no queremos, solo vemos lo que queremos ver.-digo triste recordando lo pasado la anterior tarde.

-Exacto Lauren.Exacto…

-¿Cómo era ella?-pregunté sin apenas pensarlo y él sonríe tristemente.

-Muy guapa, su piel es clara, su pelo dorado como el oro, sus ojos son azules, adoro la forma en la que se ve, la forma en la que me preguntaba algo, pero, como ya he dicho, es algo que solo yo sentí.

-No la comprendo, eres genial tal y como eres.
-Gracias por pensar eso de mí, no me lo suelen decir-contesto el agradecido, miro mis ojos marron verdoso y continuo.-lo digo en serio.


 No teníamos nada que hacer asi que salimos a pasear a la calle y nos paramos en el Starbucks para comprar algo, yo pedí el Cotton Candy frap y el en cambio pidió un Caramel cream, nos sentamos en una mesa al lado de la ventana, en el piso de arriba, desde aquí se ve bastante bien todo y me alegra tener un amigo con el que contar en este momento, y espero que el piense igual.

-Sabes que puedes contar conmigo, ¿verdad?- me atrevo a decirle, el asiente.

-Lo se, y tu conmigo.- responde él y le da un sorbo a su bebida.



    Este día comprendí lo mucho que teníamos en común, no comprendo porque de pequeños nos alejamos, por qué no fuimos amigos, eso es algo que el pasado solo sabe.Estoy nerviosa por lo de mañana, y si todos terminamos llorando, y si no son como yo había pensado. Mi cabeza no para de darle vueltas, se lo comento a Aaron, el dice que no me preocupe, que todo está bien.

    
    Cuando llego a casa ya son las ocho, el tiempo pasó volando, voy al baño para ducharme, me quito el abrigo y me miro en el espejo, me veo diferente, pero a la vez sigo siendo yo, veo ese pelo de color castaño con reflejos anaranjados a la luz, veo esos ojos marrón claro que en verano podría, pero no veo esa sonrisa, fuerzo una, si así mejor .Me meto en la bañera y me relajo escuchando y cantando canciones, cuando termino voy a mi cuatro y leo hasta que quedo profundamente dormida.


       Me despierto a las once, y con demasiadas cosas que hacer, ayer me acosté tarde leyendo y hoy se me olvidó el despertador. Me preparo el desayuno y limpio el salón y pongo la lavadora.


      A las dos y media almuerzo, estoy nerviosa por lo de esta tarde, no se si podré hacerlo, pero, una voz me dice que lo haga, que puedo hacer todo, pero solo soy humana y a veces siento que si me caigo podría romperme.
 Subo a vestirme, y me pinto la línea en el párpado superio, el corazón me va a mil. El timbre suena, miro por la ventana, es Aaron.


     Caminamos en silencio hacia el parque donde nos reencontramso el otro día, ya que es el lugar de reunión, me sudan las manos. Al llegar nos sentamos en un banco y esperamos, al cabo de un rato aparece un chico de altura normal, algo pálido y de pelo arena, sus ojos son grises y al vernos se saluda con la mano.

 -Hola, soy Adrian y vine a la reunión…-dice con el seño fruncido .

              -Hola, yo soy Lauren y el Aaron, los creadores.-dije extrechando su delgada mano.

                        Llegan a la vez tres personas más la primera una chica de pelo rubio castaño corto con flequillo, vestida con un vestido de flores y unas botas marrones, el siguiente es un chico alto, de ojos azules y pelo negro, rasgos suaves y viste bien y por último, una chica de pelo negro azabache, lleva una camiseta verde y pantalones grises y una mochila llena de chapas de animes, algunos los reconozco. Comenzamos la primera reunión del club de los corazones rotos.

                       Aaron es el primero en hablar, nos hemos sentado en circulo en el suelo, el les ha dado la bienvenida y se a levantado.

 -Soy Aaron y tengo dieciséis años, la chica que rompió mi corazón se llama Lizzy, era guapa simpática, me caía genial, pero, no sentía lo mismo, me entere hace poco, justo el día en el que se fue a Madrid.-cuenta él, todos atendemos y asentimos por su historia, algunos dice que debería de haberle avisado, otros que Lizzy pudo haber tenido sus motivos, Aaron parece reconfortado y eso me alegra .

-Yo soy Lauren, también tengo dieciséis, el chico que me hirió se llama chuck, pensé que podríamos ser algo, pero no pasó, una sola frase destruyó mi mundo por completo, me sentí mal, no pudo pensar en ello…

-Vaya, normal que hayais creado el club.-dice el chico de ojos azules .Seguidamente Adrian se levanta y dice:

-Me llamo Adrian tengo quince años-dice a punto de llorar, sorbe de la nariz y un sollozo se le escapa.-Y mi novia se llamaba Alison, ella y yo nos queríamos, todo era perfecto hasta que se suicidó.

       






       









        



2 comentarios:

Nerea Ángel on 21 de agosto de 2014, 10:09 dijo...

Hola! Te invito a participar en mi iniciativa en mi blog. Está dirigida a blogs con pocos seguidores y que suban historias, novelas o cuentos, como el mío, y trata de que nos ayudemos mutuamente. Por favor, si tienes tiempo, ¿podrías pasarte?
Te dejo el enlace: http://milhistoriasporcontar-ninfa.blogspot.com.es/p/otros-autores.html

Beshus!!

Neko-li Yandere on 5 de enero de 2015, 6:12 dijo...

HUOOLAAA, soy Nerea, ettoooo, tienes blog nuevo? Por que este lo tienes abandonado. Si no lo tienes abandonadoooo, puedo hacerte una plantilla *^*? Es que ahora tengo más práctica que cuando te puse esta plantilla: http://nekolimanga.blogspot.com.es/

Beshus!!

Publicar un comentario

 

At NigthfalL Copyright © 2012 Design by Nerea Ángel Mil historias por contar